KDE Neon vs Kubuntu: similitudes, diferencias y ventajas de las dos distribuciones de KDE

KDE Neon y Kubuntu son dos distribuciones de Linux que comparten el mismo entorno de escritorio, KDE Plasma, y la misma base, Ubuntu. Sin embargo, tienen algunas diferencias importantes que pueden hacer que prefieras una u otra, dependiendo de tus necesidades y preferencias. En este artículo, vamos a ver cuáles son las similitudes y las diferencias entre KDE Neon y Kubuntu, y qué ventajas e inconvenientes tiene cada una.

Similitudes entre KDE Neon y Kubuntu

KDE Neon y Kubuntu tienen en común que son distribuciones desarrolladas por la comunidad KDE, una organización que se dedica a crear software libre y de calidad para el escritorio Linux. Ambas distribuciones se basan en Ubuntu, una de las distribuciones más populares y usadas del mundo Linux, lo que les proporciona una gran compatibilidad, estabilidad y facilidad de uso. Además, ambas distribuciones utilizan KDE Plasma, un entorno de escritorio moderno, elegante y personalizable, que ofrece una gran variedad de aplicaciones y funciones.

Actualizaciones entre KDE Neon y Kubuntu

La principal diferencia entre KDE Neon y Kubuntu es el ritmo de actualización y la filosofía de cada una. Kubuntu sigue el ciclo de lanzamiento de Ubuntu, que es de seis meses, y ofrece versiones LTS (de soporte extendido), que reciben actualizaciones de seguridad y de algunos componentes durante cinco años. Kubuntu se centra en ofrecer una experiencia estable y equilibrada, con un KDE Plasma que se adapta a la base de Ubuntu y que no cambia mucho entre versiones.

KDE Neon, por el contrario, se basa en la última versión LTS de Ubuntu, pero actualiza constantemente el entorno de escritorio KDE Plasma y las aplicaciones de KDE, siguiendo el desarrollo de la comunidad KDE. KDE Neon se enfoca en ofrecer la experiencia más actual y novedosa de KDE Plasma, con las últimas funciones y correcciones, pero sin modificar la base de Ubuntu. Esto significa que KDE Neon puede tener un KDE Plasma más avanzado y actualizado que Kubuntu, pero también puede tener más errores o incompatibilidades.

Software Preinstalado

KDE Neon tiende a ser más minimalista en cuanto al software preinstalado, lo que significa que al instalar KDE Neon, los usuarios encontrarán un conjunto básico de herramientas y aplicaciones esenciales. Esto incluye el entorno de escritorio KDE en su versión más reciente, proporcionando una base sólida para que los usuarios personalicen su sistema según sus necesidades específicas.

Por otro lado, Kubuntu ofrece una selección más amplia de software preinstalado, lo que incluye una variedad de aplicaciones y herramientas que abarcan diferentes áreas, como navegadores web, suites de oficina, reproductores multimedia, utilidades del sistema y más. Esto significa que los usuarios de Kubuntu pueden tener acceso a un conjunto más completo de software desde el principio, lo que puede ser conveniente para aquellos que desean una experiencia lista para usar sin necesidad de instalar muchas aplicaciones adicionales.

Ventajas e inconvenientes de KDE Neon y Kubuntu

La elección entre KDE Neon y Kubuntu depende de lo que busques en una distribución. Si quieres una distribución estable, equilibrada y que no cambie mucho, Kubuntu puede ser una buena opción. Kubuntu te ofrece un KDE Plasma adaptado a la base de Ubuntu. Kubuntu también te permite acceder a las novedades de Ubuntu cada seis meses, lo que puede ser interesante si quieres tener un sistema más actualizado en general.

Si quieres una distribución que te ofrezca lo último de KDE Plasma y sus aplicaciones, KDE Neon puede ser una buena opción. KDE Neon te ofrece un KDE Plasma siempre actualizado, con las últimas funciones y correcciones, lo que puede ser interesante si quieres probar lo más nuevo o si quieres tener un entorno de escritorio más personalizable y flexible. KDE Neon también te ofrece una base estable y de soporte extendido, lo que puede ser interesante si quieres tener un sistema más seguro y confiable.

Terminando

KDE Neon y Kubuntu son dos distribuciones de Linux que comparten el mismo entorno de escritorio, KDE Plasma, y la misma base, Ubuntu, pero que tienen algunas diferencias importantes que pueden hacer que prefieras una u otra, dependiendo de tus necesidades y preferencias. Kubuntu se centra en ofrecer una experiencia estable y equilibrada, con un KDE Plasma que se adapta a la base de Ubuntu y que no cambia mucho entre versiones. KDE Neon se enfoca en ofrecer la experiencia más actual y novedosa de KDE Plasma, con las últimas funciones y correcciones, pero sin modificar la base de Ubuntu.

Ambas distribuciones tienen sus ventajas e inconvenientes, y la elección entre una u otra depende de lo que busques en una distribución. Si quieres una distribución estable, equilibrada y que no cambie mucho, Kubuntu puede ser una buena opción. Si quieres una distribución que te ofrezca lo último de KDE Plasma y sus aplicaciones, KDE Neon puede ser una buena opción. Lo importante es que elijas la distribución que mejor se adapte a ti y a tu forma de usar el ordenador.


Canales

Telegram: Blog | Descargas / WhatsApp: Blog

Tu apoyo me permitirá seguir con este proyecto. Gracias 🙏

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

@Ian Aso

Me gusta usar software libre cada vez que sea posible. Aunque no soy un experto en la materia, trato buscar alternativas gratuitas a las aplicaciones de paga.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *