Sam Altman, el ex CEO de OpenAI que se fue a Microsoft, provoca una ola de renuncias en la empresa de inteligencia artificial

Altman, que fue uno de los fundadores de OpenAI junto con Elon Musk y otros multimillonarios, fue echado de la empresa por no estar de acuerdo con la visión y la misión de la junta. Parece que a Altman le gustaba más la idea de crear una IA superinteligente que pudiera hacer de todo, desde escribir código hasta componer canciones, que la de crear una IA ética y responsable que no se volviera en contra de la humanidad.

La junta directiva de OpenAI, que está formada por gente como Reid Hoffman, el cofundador de LinkedIn, y Peter Thiel, el cofundador de PayPal, intentó convencer a Altman de que volviera como CEO, pero él se negó. Así que nombraron a Emmett Shear, el ex CEO de Twitch, como el nuevo CEO interino de OpenAI. Shear es conocido por ser más cauteloso con la IA y por decir cosas como que hay que «ralentizar» el ritmo de la innovación.

Microsoft recluta a Altman

Altman no se quedó de brazos cruzados y se unió a Microsoft, la empresa que le había dado miles de millones de dólares a OpenAI para usar su tecnología generativa. Microsoft usa la IA de OpenAI para crear productos como «Copilot». El CEO de Microsoft, Satya Nadella, dijo que estaba muy contento de tener a Altman en su equipo y que le iba a dar todos los recursos que necesitara para crear una IA increíble.

«Seguimos comprometidos con nuestra asociación con OpenAI y confiamos en nuestra hoja de ruta de productos, en nuestra capacidad para seguir innovando con todo lo que anunciamos en Microsoft Ignite y en seguir apoyando a nuestros clientes y socios. Esperamos conocer a Emmett Shear y al nuevo equipo de liderazgo de OAI y trabajar con ellos», publicó Nadella en X.

Altman no está solo

Y no solo se fue Altman. Se llevó consigo a Greg Brockman, el expresidente de OpenAI, y a otros muchos empleados de la empresa. Más de 500 trabajadores de OpenAI firmaron una carta pidiendo que Altman volviera como CEO y que la junta directiva renunciara. Dijeron que si no lo hacían, se irían con Altman a Microsoft. OpenAI tiene unos 700 empleados, así que se quedaría casi sin nadie.

Muchos de los empleados de OpenAI que apoyan a Altman han publicado en las redes sociales el mismo mensaje: «OpenAI no es nada sin su gente». Entre ellos está Mira Murati, la ex directora de tecnología de OpenAI, que fue reemplazada por Shear. También está Ilya Sutskeever, el director de tecnología de OpenAI, que pidió perdón por haber apoyado a la junta directiva.

Así que ahora tenemos una situación muy rara. Por un lado, tenemos a OpenAI, que se supone que es una empresa sin ánimo de lucro que quiere crear una IA que beneficie a toda la humanidad. Por otro lado, tenemos a Microsoft, que es una empresa con mucho ánimo de lucro que quiere crear una IA que beneficie a sus clientes y accionistas. Y en medio, tenemos a Altman y a sus seguidores, que quieren crear una IA que haga lo que ellos quieran.


Canales

Telegram: Blog | Descargas / WhatsApp: Blog

Tu apoyo me permitirá seguir con este proyecto. Gracias 🙏

Buy Me a Coffee at ko-fi.com

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Descubre más desde 👨‍💻 hiberhernandez

Suscríbete ahora para seguir leyendo y obtener acceso al archivo completo.

Seguir leyendo